Enrique Alfaro financia desde Jalisco la horda de bots contra Barbosa

0
252
Los responsables de la estrategia virtual contra Miguel Barbosa son la ‘Covacha Gabinete de Comunicación SA de CV’, ‘EU Zen Consultores SC’ e ‘Indatcom SA de CV’, las mismas que han recibido a manos llenas recursos del gobierno de Jalisco, de Enrique Alfaro, y de las alcaldías en el área metropolitana de Guadalajara

La campaña de Enrique Cárdenas está a una semana de entrar a fase terminal, la cual solo dará señales de vida gracias a la respiración artificial, que es pagada con los recursos públicos del gobierno de Jalisco, que encabeza Enrique Alfaro, líder moral de Movimiento Ciudadano.

Cárdenas Sánchez, el abanderado fantasma del PAN-PRD-MC, ya está desahuciado, pues, de acuerdo con los analistas políticos la desventaja de dos dígitos que aún mantiene con su rival de Morena Luis Miguel Barbosa, es irreversible a unos días del inicio del segundo y último mes de campañas.

Es decir, Cárdenas nadará de muertito en la última etapa del proceso electoral en Puebla.

Sin embargo, Enrique Alfaro, el gobernador de Jalisco que fue el principal impulsor a Cárdenas Sánchez como el candidato del otrora Frente por Puebla, está buscando que el contundente triunfo de Barbosa Huerta sea manchado con una guerra sucia en redes sociales, la cual es orquestada por tres de sus empresas consentidas con millonarios contratos adjudicados de manera directa por su administración y por Ayuntamientos presididos por ediles emanados de Movimiento Ciudadano.

Los responsables de la estrategia virtual contra Miguel Barbosa son la ‘Covacha Gabinete de Comunicación SA de CV’, ‘EU Zen Consultores SC’ e ‘Indatcom SA de CV’, las mismas que han recibido a manos llenas recursos del gobierno de Alfaro y de las alcaldías en el área metropolitana de Guadalajara.

Pero, los dos Enrique, Cárdenas y Alfaro, cometieron el error de dejar sus huellas de excremento por todos lados en su fallida intentona de descarrilar al abanderado del Movimiento Regeneración Nacional en Puebla.

El movimiento digital #LoQueSigue, el cual se ha convertido en una luz en la era de las fake news y los ataques cibernéticos, realizó un brillante análisis publicado en su sitio web y en sus redes sociales para desnudar al gobernador de Jalisco, quien tiene una peculiar fascinación con Barbosa Huerta, Morena y el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su investigación titulada ¿Desde dónde se libra la batalla electoral en Puebla?, #LoQueSigue hace una revelación que no se puede pasar por alto: la guerra sucia contra Barbosa tiene como epicentro Jalisco, el estado que gobierna Enrique Alfaro.

El Trending Topic en cuestión de hoy, #BarbosaNoDialoga, llamó la atención del equipo de LOQUESIGUE al detectar que solo eran unas cuantas cuentas las que estaban siendo amplificadas en un supuesto descontento estudiantil de la Ibero en Puebla, apenas 3, principalmente simulando una protesta contra el candidato de Morena e interactuando con la de su rival, Cárdenas:

El mapa de HashTags

Luego, encontramos cuentas de Twitter que no eran de estudiantes de la Ibero, sino del movimiento juvenil de Acción Nacional en Puebla:

Y analizando a fondo de la dinámica de los tweets del hashtag y mencionando a Cárdenas, encontramos a través de Map Trends que una buena parte venía de fuera del estado de Puebla, desde ciudades como Guadalajara en Jalisco y otras de la zona del bajío:

Comparando la actividad de estas cuentas con la actividad de Miguel Barbosa que en ese momento tenía un acto público en el Mercado Hidalgo de la capital poblana, vemos cómo en su mayoría las interacciones vienen del estado, como se supone tendría que ser en un proceso electoral local:

En el pasado hemos documentado cómo algunas agencias de RRPP y ejércitos de bots se les olvida el importante detalle de tuitear desde donde se desarrollan las campañas poniendo en evidencia la probable manipulación”.

Hasta aquí la larga pero necesaria cita.

En el pasado, Enrique Alfaro y sus empresas digitales ya estuvieron en el ojo del huracán por delitos electorales.

El periodista Carlos Martínez Macias en su columna Sin Pedir Audiencia del pasado 24 de mayo del 2017, titulada La “Naranja Mecánica” desbielada narra cómo el gobernador de Jalisco enriqueció a la ‘Covacha Gabinete de Comunicación SA de CV’, ‘EU Zen Consultores SC’ e ‘Indatcom SA de CV’, triplete de empresas denominadas como “La Naranja”, por sus nexos con las gestiones de Movimiento Ciudadano y en alusión al color del partido antes conocido como Convergencia.

“Pese a la multa que pende sobre este partido por un error de Indatcom (publicar el padrón de militante de MC en una nube de Amazon), le compró a esta empresa en 2016 un millón 986 mil 820 pesos; a La Covacha siete millones 114 mil 208 pesos y a Euzen, 464 mil pesos; en total nueve millones 565 mil 028 pesos, según revelan los datos publicados en la sección de transparencia”, revela el columnista de Milenio Diario.

Si Miguel Barbosa quiere parar la guerra sucia en redes que Alfaro financia con el erario jalisciense bien podría pedirle referencia a José Juan Espinosa, esposo de Nancy de la Sierra, quien fuera rival del ex senador en la interna de Morena, y amigo cercano de Enrique Alfaro, los generales de la Covacha Gabinete de Comunicación, ya que, a su paso por la alcaldía de San Pedro Cholula, el ex edil contrató, vía adjudicación directa, es decir, sin competencia, a la empresa, que ahora hace las campañas negras contra el abanderado de su partido, para producción de cápsulas institucionales y spots institucionales en 2014 y 2015.

De acuerdo con datos del portal del municipio, en 2014 el contrato fue de 727 mil 552 pesos y al año siguiente fue de 354 mil 496, es decir, un millón 82 mil 48 pesos en total.

Al igual que Rafael Moreno Valle, Enrique Alfaro es otro gobernador que tiene el sueño de opio de alcanzar la presidencia de la República, sin importar que, para sus ambiciones políticas, como lo hizo el ex gobernador de Puebla extinto, se utilice las arcas públicas.

Alfaro se mareó en su ladrillo y su nuevo peón es su tocayo Enrique Cárdenas, quien no es más que un utensilio para un proyecto personal.

El gobernador de Jalisco podría seguir los pasos de Javier Duarte, Roberto Borge o Mario Marín si le sigue jalando la cola al tigre.

Enrique Alfaro paga los últimos tanques de oxígeno de Cárdenas.

Qué torpeza la del gobernador viajero.

Eso es lo malo de pensar que con bots y troles se puede ganar una elección.

En Puebla entendemos perfecto las locuras de un gobernador mareado en su ladrillo.

¡Pobre Jalisco!

Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here