Decisiones de Política Monetaria de los Bancos Centrales: la FED, el BCE y Banxico

0
504

Durante el 2019 los bancos centrales más importantes del mundo, La Reserva Federal (FED) de Estados Unidos y el Banco Central Europeo (BCE), han mantenido una política monetaria relativamente cautelosa ante la posible recesión económica mundial y todas las disputas comerciales, sobre todo entre el vecino país del norte y China.

 

La junta de gobierno del BCE se reunió el pasado 6 de junio, en donde se tomó la decisión de mantener las tasas de interés sin cambios. La tasa de interés aplicable a las operaciones de financiación, a la facilidad marginal del crédito y a la facilidad del depósito se mantendrán en 0.0%, 0.25% y -0.40%, respectivamente. Es importante señalar que Mario Draghi, presidente del BCE, mencionó en su decisión de política monetaria que no espera modificaciones en las tasas de interés al menos hasta el primer semestre del 2020, lo que significa que la tasa de interés de referencia seguirá en 0.0%. Esta forma de conducir la política monetaria es congruente con relación a su objetivo inflacionario del 2% y al lento crecimiento de la Unión Europea.

 

La FED tiene una reunión en puerta la próxima semana los días 18 y 19 de junio. El presidente de la FED, Jerome Powell, ha mencionado en varias ocasiones que la decisión sobre la tasa de interés será tomada con cautela debido a las guerras comerciales en las que Estados Unidos se ha visto inmiscuido, así como ante la posible recesión económica mundial. La tasa de interés de los fondos federales no ha sufrido aumentos en el presente año, manteniéndose en un nivel de entre 2.25 y 2.5% desde su último incremento en diciembre del 2018.

 

Es común entre los inversionistas de Estados Unidos calcular la probabilidad de que la FED modifique la tasa de interés en sus próximas reuniones. En estos momentos, existe una probabilidad del 25% que la institución monetaria estadounidense disminuya la tasa de interés en la próxima reunión del 19 de junio. La situación cambia drásticamente si analizamos el escenario probabilístico para la reunión del 31 de julio, en donde la probabilidad de un recorte en la tasa de interés aumenta hasta el 75%, dejando entrever una posible disminución en la tasa para la segunda mitad del año. Cabe destacar que la FED persigue dos objetivos prioritarios: mantener una inflación baja y estable, con una meta simétrica del 2% anual y, además, procurar el crecimiento económico.

 

Por su parte, la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) sostendrá su reunión el día 27 de junio para tomar una decisión en torno a la tasa de interés objetivo, que actualmente se ubica en 8.25%. Esta reunión llegará una vez que la FED haya tomado su decisión que, dicho sea de paso, siempre influye en el fallo de Banxico. En lo que va del presente año la Junta de Gobierno ha decidido, al igual que la FED, no modificar la tasa de interés objetivo y, pese a que el crecimiento económico del primer trimestre del 2019 fue negativo y no se espera una mejora para el segundo, Banxico ha actuado con suma congruencia debido a que su objetivo prioritario es mantener una inflación baja y estable, con una meta multinual del 3% y con un rango de variabilidad de +/- 1%.

 

A finales del 2018 el Gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, pronosticó que la inflación regresaría a su rango objetivo para el segundo trimestre del 2019; debido a que la inflación no ha cedido lo suficiente y ante posibles incrementos en las expectativas de inflación del sector privado, la institución monetaria ha decidido mantener la tasa de interés objetivo, aún bajo la fuerte creencia de un recorte en la tasa en la última reunión sostenida el 16 de mayo.

 

Como podrán observar, estimados lectores, tanto la FED, como el BCE y Banxico han actuado correctamente hasta el día de hoy, por lo que mi pronóstico es que el banco central estadounidense mantenga la tasa de interés de los fondos federales en el rango de 2.25 y 2.5%. De la misma forma actuará Banxico, manteniendo en 8.25% la tasa de interés objetivo y lo seguirá haciendo hasta que la inflación se ubique en su rango objetivo y no esté presente ningún riesgo.

 

Dr. Luis Alberto Bravo Pérez

Twitter: @luisbeto8

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here