Puebla y Tlaxcala detonarán proyectos metropolitanos

0
41

Los gobiernos de Puebla y Tlaxcala acordaron trabajar en el tema de inseguridad, generar proyectos con recursos del Fondo Metropolitano, sanear el río que cruza por ambas entidades —ya que es uno de los más contaminados del país, e implementar un programa de reforestación en La Malinche.

En rueda de prensa conjunta, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, mencionó que la seguridad es una de las prioridades para atender, debido al flujo continuo de habitantes de la entidad vecina a la Angelópolis por cuestiones de trabajo o estudios.

Indicó que al ser la cuarta zona metropolitana más importante del país, que conforman 18 municipios de Puebla y 19 de Tlaxcala, se debe hacer un trabajo conjunto que contribuya a su desarrollo, donde la seguridad juega un papel importante para las actividades económicas, dada la cercanía para el flujo de personas y mercancías.

Mencionó que implementarán operativos conjuntos y retenes itinerantes en las carreteras que los conectan; también combatirán delitos que los afectan, como la trata de personas y el robo de combustible.

En el caso de asuntos metropolitanos, Marco Antonio Mena Rodríguez, mandatario de Tlaxcala, refirió que se acordó plantear proyectos de alto impacto con beneficios para municipios que integran la zona, ya que antes cada entidad buscaba recursos de manera individual para obras que sólo beneficiaban a sus habitantes, al construir casas de salud o hacer pavimentaciones de calles.

Consideró que el Fondo Metropolitano (recursos federales) debe tener una mejor utilidad, lo que implica hacer propuestas viables para que sean consideradas en el presupuesto del 2020.

Sobre la reforestación de La Malinche, Barbosa Huerta reconoció que la entidad tlaxcalteca se ha encargado de ella, pero que ahora la administración que encabeza contribuirá en preservar esta área natural con la siembra de más hectáreas del lado poblano.

Saneamiento

El saneamiento del río que cruza por municipios de ambas entidades, que en el caso de Tlaxcala es llamado Zahuapan y en Puebla se conoce como Atoyac, se plantea tener un proyecto único para invertir recursos propios, así como solicitar apoyo a la Federación para lograr su recuperación a mediano y largo plazo.

El Ejecutivo de Puebla puntualizó que los esfuerzos de administraciones pasadas no ayudaron a la recuperación del afluente y “sólo malgastaron los recursos porque carecían de acciones concretas”.

Añadió que pedirán a los ayuntamientos que funcionen las plantas tratadoras en su totalidad, ya que de lo contrario, no servirá que las autoridades estatales inviertan en el proyecto.

Anunció que también las dependencias encargadas del medio ambiente tendrán a su cargo el garantizar que el plan dé resultados.

El próximo jueves en territorio Tlaxcalteca se firmará el acuerdo entre ambos mandatarios para dar cumplimiento a los objetivos planteados.

Con información del Economista

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here