El montaje tipo Florence Cassez a punto de ocurrir nuevamente en México

119

Prepárense para ver uno de los ridículos mas grandes de la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, lamentablemente quien pagará los platos rotos esta vez, será la sociedad quien ávida de resultados, será nuevamente engañada y les voy a explicar el por qué.

Todos recordamos el caso de la francesa Florence Cassez acusada y condenada por los delitos de secuestro, delincuencia organizada y demás delitos, donde la imposición de la pena ascendió a 60 años de prisión, pero un amparo promovido por sus abogados defensores logro la libertad y tiro todo el procedimiento porque hubo violaciones graves al proceso, incluso fue televisado en aquel entonces al estilo de la película “La dictadura Perfecta”, años después se sabría que todo fue un montaje para ganar crédito al gobierno en turno.

En este caso, como sociedad fuimos víctimas de la supuesta procuración de justicia de la extinta SSP del gobierno de Calderón, y no, a nadie se le castigó por dicho montaje. Hace unas horas, las autoridades capitalinas informaron de la detención de dos personas, presuntamente involucradas en el feminicidio de Fátima, la menor de 7 años de la cual ya todos conocemos su lamentable historia.

El ministerio público tiene únicamente 48 horas para integrar debidamente una carpeta de investigación donde aporte datos de prueba idóneos y pertinentes que logren convencer a un Juez para que pueda dictarse la legal detención de este par. Pero ¿qué creen? Cuando el ministerio publico carece de datos de prueba idóneos y pertinentes para detener e iniciar una investigación justificada en contra de alguna persona, y sobre todo cuando el caso es tan mediático socialmente, toma atajos, el clásico atajo a tomar es el “cohecho”, es decir de “corrupción” Siempre se inventarán cualquier artimaña para decir que, al intentar dialogar con ellos, los probables responsables ofrecieron dinero para evitar ser llevados.

OJO Cuando tengan la audiencia de control de detención, porque todos los delitos cometidos en flagrancia, forzosamente deben “controlarse” en su detención para evitar daños a los derechos humanos de las personas, que hasta este momento siguen siendo inocentes, porque no se les ha demostrado lo contrario, seguramente la fiscalía no podrá justificar el por qué estuvo en el momento y cuáles fueron las causas que llevaron a los detenidos a ofrecer dinero.

Y les explico rápido por qué, a la defensa y al juez de control, no le quedará claro el motivo por el cuál estaban merodeando a los detenidos, es decir tendrá que justificarlo, también tendrá que explicar por qué si los estaban investigando por feminicidio o peor aún, por privación ilegal de la libertad, fueron molestados en su persona, al grado de tener la necesidad de ofrecer dinero para evitar la detención, ojo, en ningún momento la policía, o ministerio público, justificara los motivos de la detención.

En el argot de los penalistas, el delito de cohecho es un “Chaleco a la medida”, y se da generalmente cuando el ministerio publico no tiene datos de prueba suficientes para detener por un delito mayor, es decir, en lo que preparan el delito de privación ilegal que es una aberración en el caso de Fatima, los detienen por cohecho.

Jaime Barrientos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here