Comerciantes imponen su nueva normalidad en Puebla

93

Hasta 450 comercios legales de distintos giros, además de ambulantes, impusieron su “nueva normalidad” y reabrieron al concluir la Jornada Nacional de Sana Distancia.

El Popular, diario imparcial de Puebla exhibió que desde el viernes establecimientos ya operaban con regularidad, y en algunos casos con la implementación de medidas sanitarias como el uso de cubrebocas por parte de los empleados.

Con el semáforo en rojo prácticamente en todo el país —salvo Zacatecas, en naranja—, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador avaló la reapertura, aunque responsabilizaron a los estados de vigilar y autorizar el retorno al trabajo.

En Puebla, el gobernador Miguel Barbosa decidió postergar la “nueva normalidad” hasta el 15 de junio, después de advertir condiciones críticas por la pandemia de Covid-19.

Hasta el 30 de mayo, Puebla era el cuarto lugar nacional con casos activos, por debajo de Ciudad de México, Estado de México y Tabasco.

Barbosa sentenció que el estado había llegado a la fase con mayor número de contagios, y el potencial de personas que requieren atención hospitalaria iba en aumento.

Ante ello, insistió en que no había las condiciones para comenzar con la reactivación en la entidad, ni siquiera la industria automotriz como Volkswagen de México y Audi, para este 1 de junio.

José Juan Ayala Vázquez, presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, confirmó la reapertura de los 450 comercios, a causa de desesperación y la falta de alternativas por parte de autoridades.

Además, dijo el dirigente empresarial, se agotó el fondo contingente de los empresarios. “Establecimientos que estuvieron cerrados durante las últimas diez semanas, reactivaron sus actividades el fin de semana por necesidad, no por un desacato a la autoridad.”

“No podemos decirles que no abran, por eso intentan tratar de sobrevivir,” reveló.

Sin importar la postergación de la Sana Distancia hasta el 15 de junio para la entidad, el fin de semana aplicaron su propio regreso al trabajo comercios como papelerías, zapaterías, tiendas de ropa y pastelerías.

Ayala Vázquez precisó que, por la misma necesidad, no por capricho o por desafiar a las autoridades, es que sus agremiados levantaron sus cortinas para realizar algunas ventas.

“Se agotaron los fondos contingentes. La autoridad debe ver que hay necesidades que deben cubrir,” dijo.

“Lo hemos dicho. En un principio de la contingencia eran para cubrir pagos propios de los negocios, ahora ya es una cuestión personal, hay necesidades de sus familias que deben cubrir y este fin de semana lo intentaron”, añadió.

Con información de El popular

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here