Análisis Semanal del Tipo de Cambio: 8 al 12 de junio.

242

Esta segunda semana de junio no fue del todo buena para el tipo de cambio en nuestro país porque perdió una parte del terreno ganado en las semanas anteriores respecto al dólar, gracias a diversos eventos que provocaron incrementos en la volatilidad de los mercados financieros medida a través del índice de volatilidad VIX que presentó un incremento del 44.64%. Se habla de estabilidad en el mercado cuando el VIX está en un rango entre 0 y 20 puntos, volatilidad moderada de 20 a 30 puntos y volatilidad alta de 30 a 100 puntos. Tomando esto en consideración, abrió la semana en 24.95 y cerró en 36.09 alcanzando un máximo de 44.16 y un mínimo de 24.95 puntos.

Varios son los motivos por los cuales aumentó la volatilidad en los mercados financieros y, curiosamente, todos ocurrieron el jueves. Inició el día con una pésima noticia para la economía mexicana, el Indicador Mensual de la Actividad Económica (IMAI) registró una caída del 25% en abril con respecto al mes inmediato anterior y una caída del 30% respecto al mismo mes pero del 2019. Algunas horas después, la Reserva Federal de Estados Unidos comunicó su decisión de política monetaria que consistió en mantener sin cambios la tasa de interés de los fondos federales en un rango de 0 a 0.25%. Jerome Powell, presidente de la FED, aseguró que dicho nivel se mantendrá hasta 2022 o hasta que la economía lo necesite. Además, continua la política monetaria no convencional con el aumento de la inyección de liquidez en el mercado a través de la compra masiva de bonos gubernamentales. 

De manera prácticamente simultanea se dieron a conocer nuevos casos de infectados por Covid-19 en Estados Unidos provocando rumores sobre una posible segunda oleada de contagios aunado a un sentimiento de duda sobre los efectos de la reapertura económica. Esto impulsó el regreso de la aversión al riesgo por parte de los inversionistas reflejada en la salida de capitales de las economías emergentes.

El tipo de cambio abrió el domingo en $21.49 y cerró en $22.19 lo que significó una depreciación semanal de 3.25%. El precio máximo del peso respecto al dólar fue de $22.93 y el mínimo de $22.19. Técnicamente y con base en el gráfico de un año, la moneda nacional brincó su EMA9 ($22.09) y su EMA20 ($22.39), pero el EMA50 le sirvió como resistencia en los $22.72. Cierto es que el viernes por la mañana rebasó este último precio, pero ya por la tarde se regresó y terminó por debajo del EMA50.

Los precios del petróleo también mostraron un comportamiento similar el jueves y presentaron un retroceso respecto a la semana anterior. El precio del crudo referencia en Estados Unidos, el WTI, tuvo una disminución semanal de 7.7% pasando de 39.52 en la apertura a 36.48 dólares por barril en el cierre. El precio de petróleo referencia en Europa, el Brent, presentó una contracción semanal de 8.24%, pasando de 42.45 en la apertura a 38.95 dólares por barril en el cierre.

Difícil pronosticar el comportamiento del tipo de cambio para la próxima semana porque la pandemia continúa causando estragos económicos, en México todavía no se alcanza el famoso pico de la curva de contagios y hay estados que siguen prohibiendo la reapertura de las actividades económicas pero, es un hecho, que seguiré informando todos los días a través de twitter y Facebook.

 

cDr. Luis Alberto Bravo Pérez

Twitter: @IMacroeconomica

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here