Análisis Semanal del Tipo de Cambio: 15 al 19 de junio

86

Se ha ido la tercera semana de junio aproximándose el final del primer semestre de un año que ha sido negativo en casi todos los aspectos no solo para nuestro país, sino para todo el mundo pero, ya habrá tiempo para analizarlo a profundidad. Al tipo de cambio no le ha ido bien en las últimas dos semanas porque ha terminado la racha con tendencia a la baja, abriendo la posibilidad del inicio de otra fase de depreciación.

El tipo de cambio abrió el domingo 14 de junio en $22.36 y cerró este viernes en $22.61, lo cual implica una depreciación del peso respecto al dólar de 1.11%. Tomando en cuenta las tres semanas del presente mes la moneda nacional acumula una depreciación del 2.35%. El precio máximo alcanzado esta semana fue de $22.82 el jueves 18 alrededor de las 14 horas, mientras que el precio mínimo fue de $21.88 el martes 16 cerca de las 7 de la mañana. Como puede observar, querido lector, el rango en el que se movió el tipo de cambio fue de 92 centavos, mayor a los 50 centavos de la semana previa lo que significa mayo volatilidad.

Desde la reapertura económica los inversionistas se han mostrado precavidos, aunque prevalece el sentimiento de optimismo de una recuperación para el segundo semestre del año; sin embargo, por momentos regresa la aversión al riesgo motivada por el aumento de casos de Covid-19 sobre todo en Estados Unidos, pero también en China, Japón y Corea del Sur. Existe la incertidumbre de si estos últimos tres países están entrando en la segunda ola de contagios ya que el vecino del norte no ha terminado con la primera. Sumado a lo anterior, Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, compareció ante el senado y comentó de la existencia de un elevado nivel de incertidumbre respecto al tiempo y a la fuerza de la recuperación económica; sin duda las dos preocupaciones principales son los efectos de una lenta recuperación en el empleo así como en las pequeñas y medianas empresas.

Así mismo, el jueves se reportaron millón y medio de nuevas solicitudes de empleo en Estados Unidos, 300 mil más que las esperadas por los analistas. Por último, las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos parecen haber entrado en una fase de relajación lo cual es una buena señal y puede generar un aumento del apetito por el riesgo en los mercados, beneficiando especialmente a las economías emergentes, México entre ellas, a través de entradas de capitales y apreciaciones de sus respectivas monedas.

Pese a todos estos importantes acontecimientos la volatilidad en el mercado, medida a través del índice VIX, disminuyó 6.02% abriendo el lunes en 37.37 y cerrando el viernes en 35.12 puntos, aunque el nivel de este indicador sigue siendo relativamente elevado. El índice del dólar (DXY) experimentó una apreciación marginal de 0.50% lo cual indica que la moneda verde ganó terreno frente a las monedas más importantes del mundo entre ellas el Euro, esto explica, en parte, el comportamiento del tipo de cambio en México.

El petróleo tuvo una buena semana, los precios continúan en franca recuperación aunque todavía muy lejos del nivel presentado en los dos primeros meses del año. En la siguiente tabla muestro el comportamiento del WTI, referencia de Estados Unidos, el Brent, referencia en Europa, y la Mezcla Mexicana de Exportación (MME):

 

Referencia Precio de apertura (dólares p/barril) Precio de cierre (dólares p/barril Variación porcentual (%)
WTI 36.08 39.45 9.34
Brent 38.80 41.96 8.14
MME 32.13 35.04 9.05

 

Por cierto, el presidente López Obrador y Rocío Nahle, Secretaria de Energía, comentaron durante la semana que los precios de los combustibles no iban a aumentar más allá de la tasa de inflación, lo cual es totalmente falso ya que más del 50% de dichos precios dependen de los precios internacionales del petróleo. La única forma de no incrementar los precios es a través de subsidios.

Sigue siendo sumamente complicado realizar pronósticos bajo el contexto actual, así lo han indicado tanto la Reserva Federal como el Banco Central Europeo, por esta razón debemos mantenernos con cierta cautela y simplemente esperar. Mientras tanto, seguiré informando.

cDr. Luis Alberto Bravo Pérez

Twitter: IMacroeconomica

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here