¿Cómo va la recuperación económica al tercer trimestre del 2020?

115

En una economía de mercado el papel del gobierno debe estar limitado a generar las condiciones adecuadas para que los privados puedan desarrollarse al máximo generando la mayor parte del crecimiento económico. En épocas de auge económico el gobierno debe gastar menos, de ser posible incurrir en superávits fiscales con el fin de ahorrar para utilizar esos recursos justamente en épocas de crisis como la que estamos viviendo gracias a la pandemia del Covid-19. De esta forma el gobierno interviene por un momento para incentivar la economía y que la recuperación sea más rápida.

A partir del 15 marzo comenzaron a cerrarse todas las actividades económicas en México y en el mundo. Un país en donde dicha actividad es casi nula provoca que el Producto Interno Bruto (PIB) caiga estrepitosamente, situación que es totalmente normal, aunque es papel del gobierno atenuar la caída. De acuerdo con el gráfico 1 la economía mexicana se contrajo 18.7% en el segundo trimestre del año en términos anuales y 17.1% en términos mensuales. En junio inició la reapertura de las actividades económicas, gracias a ello se nota una recuperación en el PIB en forma de V cuyos valores para el tercer trimestre del año son de 12% y -8.6 en comparación con el trimestre inmediato anterior y con el mismo pero del año anterior, respectivamente. Estimado lector, dicha recuperación es tan normal como la caída, la economía crece de manera natural y el gobierno poco o nada tienen que ver en esto.

Desde el 2019 el gobierno de Andrés Manuel suma seis trimestres consecutivos sin crecimiento y cinco con crecimiento negativo en términos anuales, pero en términos trimestrales se ha roto la racha de mantener tasas de crecimiento negativas durante cinco trimestres consecutivos. La recuperación es la buena noticia, la mala es que ciertos indicadores macroeconómicos ya presentan un agotamiento, en otras palabras, el rebote ya surtió efecto y ya es responsabilidad total de la política económica lograr que esta recuperación sea sostenida y la economía regrese a la senda del crecimiento, incluso regrese a los niveles presentados a mediados del 2018. El gobierno continúa sin hacer su trabajo y con la segunda ola de contagios a nivel mundial (en México no ha terminado la primera) es posible que la recuperación haya llegado a su fin al menos en este año.

Una de estas variables es el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) cuyo comportamiento se observa en el gráfico 2.  Tanto en su comparación mensual como anual se aprecia la recuperación en forma de V, pero en la primera se nota una disminución en julio y agosto mientras que en la segunda observamos un crecimiento pero de manera decreciente en los mismos meses. Es la primera vez que este gobierno hila tres meses con tasas de crecimiento positivas en su comparación mensual, pero presenta 16 meses creciendo negativamente en su comparación anual.

Las expectativas de los especialistas del sector privado han ido mejorando marginalmente desde septiembre. En la última encuesta publicada por Banco de México para el mes de octubre y comparándola con la del mes anterior, la contracción esperada del PIB para el 2020 pasó de -9.82% a -9.44%; mientras para el próximo año el crecimiento esperado disminuyó ligeramente pasando de 3.26% a 3.21%. En materia de inflación la expectativa aumentó de 3.89% a 3.92%, pero los analistas la mantienen dentro del rango de variabilidad e incluso para el 2021 la ubican en 3.6%.

Respecto al tipo de cambio, pese a estar presente las votaciones presidenciales en Estados Unidos en el momento de la encuesta las expectativas para el 2020 disminuyeron considerablemente de $22.14 a $21.74 y para el 2021 de 22.33 a 22.05 pesos por dólar. Lo más relevante, desde mi punto de vista, es la expectativa de los analistas de un recorte adicional en la tasa de interés objetivo de 25 puntos base para cerrar el año en 4%.

Este es el momento justo para que el gobierno afronte la crisis de manera responsable, le dé un empujón a la economía y regrese a la senda del crecimiento aunque, por lo visto hasta ahora, esto no ocurrirá.

 

cDr. Luis Alberto Bravo Pérez

Twitter: @IMacroeconomica

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here