Amas de casa, obreros y jubilados, representan el 94% de decesos por covid en México

92

En cuanto al nivel educativo, la mitad de las personas que han muerto a causa del coronavirus en el país tenían una escolaridad máxima de primaria, señala informe.

En México, los trabajadores manuales y operativos, las amas de casa, los jubilados y pensionados representan el 94 por ciento de los fallecimientos por COVID-19, señala un estudio.

El resto de fallecimientos, es decir, el seis por ciento, corresponde a profesionales, directivos y trabajadores del arte y espectáculos, de acuerdo con la investigación basada en datos de 2020 retomada por la UNAM en el informe “Impacto de los determinantes sociales de la COVID-19 en México”.

Lo anterior, señala el documento de la Máxima Casa de Estudios difundido el pasado 4 de mayo, debido a que las personas de bajo nivel socioeconómico tienen una representación desproporcionadamente grande en entornos de trabajo esencial como establecimientos de atención médica, granjas, fábricas, comercio, ambulantaje, transporte público, entre otros.

Y agrega: “El trabajo en casa, a distancia, ha sido viable para las personas de mayores ingresos, pero no para quienes salir a trabajar es su única forma de subsistir y, que además, al volver a casa se transforman en una fuente de infección para sus familias”.

La mitad de las personas que han muerto a causa del coronavirus tenían una escolaridad baja, en concreto, un nivel educativo máximo de primaria.

Respecto al sexo, el reporte revela una distribución de casos homogénea: 50.1 por ciento, hombres y 49.9 por ciento, mujeres: “Sin embargo, en la mortalidad esta proporción es diferente, ya que en México mueren dos hombres por cada mujer”.

En cuanto a la edad, el mayor número de casos positivos se encuentra entre los 30–59 años, siendo el grupo de 30–34 años el más afectado (11 por ciento de los casos totales); mientras que en los casos entre los 55– 74 años hay una mayor mortalidad, siendo el grupo de 65–69 años el más afectado (14 por ciento del total de las defunciones)”, precisa el documento.

Por otro lado, el informe señala que el 92 por ciento de los decesos ocurrieron en instituciones públicas de salud: 52 por ciento en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), 32 por ciento en las unidades médicas de la Secretaría de Salud (Ssa) y ocho por ciento en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). En hospitales privados solo sucedieron dos por ciento de las muertes.

Publicidad