Las Perspectivas Económicas de abril sobre la Economía Mexicana

178

Como cada inicio de mes, estamos listos para brindar información y analizar la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado (EEEESP) realizada por Banco de México (Banxico) correspondiente al mes de abril. En general se observan cambios marginales en las principales variables macroeconómicas salvo en la inflación cuyos cambios respecto a marzo son los más representativos.

En marzo la inflación general experimentó un fuerte incremento que alcanzó el 4.67% principalmente por el aumento en el precio de los combustibles y los precios internacionales de las materias primas. Esto modificó al alza las expectativas inflacionarias para el 2021 cuya mediana pasa de 4.14% en marzo a 4.56% en abril. La mediana de las expectativas para los próximos 12 meses prácticamente quedó sin cambios, siendo 3.30% en marzo y 3.29% en abril. Tanto las expectativas de mediano plazo (1-4 años) como las de largo plazo (5-8 años) convergen al 3.5%, medio puto porcentual por arriba del objetivo multianual de Banxico.

Ahora bien, los datos anteriores los analizaremos en términos de probabilidades. En marzo, los especialistas pronosticaban para el 2021 una inflación entre el 3.6% a 4.5% con una probabilidad del 76%, mientras en abril se espera que termine entre el 4.1 y el 5% con una probabilidad del 69%, lo cual hace evidente el incremento en las expectativas por el dato observado en marzo. El viernes 7 de mayo INEGI publica el dato de abril, lo realmente importante para Banxico es evitar la contaminación de las expectativas de mediano y largo plazo, de lo contrario el incremento en la tasa de interés de política monetaria sería inminente.

El pasado jueves INEGI publicó la estimación oportuna del PIB que arroja información interesante aunque no del todo positiva. La economía creció 0.4% respecto al trimestre inmediato anterior y cayó 2.9% respecto al mismo trimestre pero del 2020; el primer dato implica estancamiento, el segundo que llevamos seis de los nueve trimestres de este gobierno creciendo de manera negativa. Sin embargo, la economía estadounidense reportó un crecimiento de 1.6% respecto al trimestre inmediato anterior y una tasa anualizada de 6.4% si tomamos en cuenta el mismo crecimiento para los cuatro trimestres del año.

Gracias al crecimiento reportado en EE.UU las expectativas para México aumentaron de 4.5% en marzo a 4.8% en abril. En el mediano y largo plazo el crecimiento converge al 2.10%, promedio similar al que la economía crecía promedio anual antes de la entrada de López Obrador a la presidencia. La expansión económica seguirá íntimamente ligada con la del vecino del norte cuya expectativa de crecimiento está entre 6.2% y el 7%. Los datos del próximo trimestre serán sorpresivos ya que se espera un crecimiento alrededor del 16% en términos anuales debido a la contracción del 18% en el mismo trimestre del 2020.

Con relación a la política monetaria, los analistas no esperan cambios en la tasa de interés objetivo en el resto del año cuyo valor actual es del 4%. Resulta más probable que la tasa de interés pueda sufrir un pequeño incremento por dos situaciones: 1) El aumento continuo de la inflación; 2) En EE.UU hay rumores que la Reserva Federal podría iniciar en el futuro cercano a elevar la tasa de interés para evitar un sobrecalentamiento de la economía por sus agresivos planes de rescate. Para todos los que invierten o están por invertir en CETES a 28 días se espera un rendimiento del 4% el resto del 2021 y un incremento a 4.27% para el 2022. En contraste, el rendimiento del Bono M a 10 años se incrementó y pasó de 6.5% en marzo a 6.6% en abril para este año, mientras para el 2022 se elevó de 6.67% a 6.75%, respectivamente.

El tipo de cambio se modifica a la baja respecto a la encuesta anterior, para el 2021 pasa de $20.50 en marzo a $20.45 en abril. Habrá que esperar el comportamiento de esta variable en respuesta a los resultados de las elecciones del 6 de junio. Para el 2022 se espera un valor más elevado del peso respecto al dólar de $20.90 y $21.15 en el 2023.

Por último, les presento la percepción del entorno económico de los analistas encuestados. El 50% de los encuestados espera que la economía permanecerá igual en los próximos seis meses y 44% que mejorará. En cuanto a la coyuntura actual para realizar inversiones el 58% piensa que es un mal momento para invertir mientras el 31% no está seguro. El 70% de los encuestados opinan que los principales obstáculos para los negocios en México son el Estado de derecho, el crimen y la corrupción, en ese orden de importancia. Gracias a las reformas que se han llevado a cabo para fortalecer a las dos empresas paraestatales, el 61% de los analistas afirman que el sector eléctrico y el energético (petróleo, gasolina y gas) son los sectores que acusan severos problemas de competencia, siendo esto un obstáculo para su crecimiento y desarrollo.

Si bien los resultados de la encuesta de abril señalan un mejor panorama que el mes pasado, salvo en la inflación, el entorno político no está siendo favorable aunado al deterioro evidente en el estado de derecho, el crimen y la corrupción. Estimado lector, ya tiene a su disposición más información estadística para que tome la mejor decisión en las próximas elecciones.

La polarización provocada por los gobiernos también es un atentado contra la democracia.

cDr. Luis Alberto Bravo Pérez

Inteligencia Macroeconómica

Twitter: @IMacroeconomica

Columna anterior

¿Las encuestas influyen en las preferencias electorales?

Publicidad