México “regala” su política laboral a los Estados Unidos

162

El gobierno de nuestro país vecino, Estados Unidos y los sindicatos más poderosos de aquel país buscan tomar el control de la política mexicana, ¿De qué manera? fácil, mediante millonarios recursos disfrazados de mecanismo de cooperación, un ejemplo de ello es lo ocurrido con Mérida, en materia de seguridad que la 4T finiquitó el año pasado.

Tras un avance casi imperceptible en la implementación de la reforma laboral e México provocó que Washington y algunos de sus agentes económicos tomaran cartas en el asunto, sí, los estadounidenses hicieron lo que le correspondía al gobierno nacional. Destinaron 20 millones de dólares, no lo hicieron de manera directa, lo hicieron mediante instituciones académicas y asociaciones civiles con la finalidad de impulsar la creación de sindicatos independientes en territorio azteca.

Pero no solo es eso, además capacitan a líderes sindicales, trabajadores y funcionarios operadores de la reforma, venden la idea de hacernos cumplir con los compromisos del T-MEC, sí, a nosotros lo ciudadanos y no al gobierno, seguimos haciendo la “chamba” de los políticos, como toda nuestra historia, nada cambia.

En palabras coloquiales, buscan que todos los trabajadores tengan, o tengamos, los mismo privilegios que existen de aquel lado de la frontera y dejemos de lado la competencia desleal, con mano de obra más barata.

¿Cómo lograrán el objetivo?

  1. Para iniciar, buscarán “sacudir” la política sindical, limpiar todas las centrales obreras, mediante procesos de desmocratización interna y acabar con los caciques.
  2. Empezarán con los sindicatos de las industrias que más les interesan a los estadounidenses: Automotriz, metalúrgica, energética y de alimentos procesados.

En el segundo pasó, los americanos ya tienen “luz verde” por arte del gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, esto por dos motivos principales:Para cumplir con el T-MEC y porque se alinea a la idea del proyecto de AMLO.

Por tales motivos, Andrés Manuel, a finales del 20202, empujó diversas acciones, como el acuerdo a tirabuzón que sacó a patrones y sindicatos buscando “mejorar” las condiciones laborales, o la insistencia de eliminar el outsourcing.

Sin importar la afinidad en los intereses entre los gobiernos de ambos países, lo que realmente está en riesgo es la independencia de México en materia laboral; El gobierno de México puso fin a la iniciativa Mérida, con lo que demostraron que en materia de seguridad no se busca un “apoyo”, pero en otros temas de igual importancia sí, de acuerdo a intereses personales mas que nacionales.

Publicidad