Morena Ixtapaluca: el negocio familiar de los Arvizu, candidatean a la mitad de la familia

417

La llamada Cuarta Transformación se ha convertido en Ixtapaluca en un negocio familiar, en donde las candidaturas y la representación dependen de la cercanía que se tenga con el candidato a la presidencia de este municipio, Felipe Arvizu, pues en una búsqueda insaciable por el poder ha utilizado a Morena para colocar a sobrinos, hermanos y esposas de allegados para quedarse con puestos de representación popular en la entidad.

Así lo demuestra la designación de candidatos en Ixtapaluca, Arvizu ha secuestrado al partido para entregarlo a sus familiares y amigos para convertir al movimiento del partido en una herramienta para quedarse con algo de cara a las próximas elecciones.

Señalado por el síndrome del chapulin, Felipe que ha militado en más de 5 partidos para buscar el hueso, colocó a su sobrino, Armando Corona Arvizu, en la candidatura a la diputación federal por el distrito 12 de la entidad, pues aseguran es un personaje al que puede manejar a su antojo.

Sin embargo, el nepotismo de Arvizu de la Luz no se quedó ahí pues en la conformación de su planilla en la candidatura a la presidencia colocó a su hermana como síndico municipal, quien a su vez es madre del abanderado morenista en la diputación federal.

Sumado a los distintos familiares que se pretenden integrar en las aspiraciones de Arvizu, acusado también de nexos con el crimen organizado, se encuentran amigos y conocidos que no cuentan con experiencia ni conocimiento, pero que pagaron las candidaturas y los puestos ofrecidos por el candidato a la presidencia municipal.

Publicidad