Saúl “canelo” Álvarez, el mejor libra por libra del mundo

405

Después de 13 meses de inactividad, Saúl “canelo” Álvarez regresó con una brillante exhibición de boxeo frente al británico Callum Smith.

La orquesta en vivo, el carmesí gabán, las chicas con trajes típicos mexicanos, los fuegos artificiales que escoltaron su presentación y la entrañable letra de “México Lindo y Querido” quebraron miles de corazones en las semivacías tribunas del inmueble, pero lo que realmente hizo saltar al público de sus butacas fueron las innumerables combinaciones que estallaron en el rostro del británico, cuyo invicto fue destrozado anoche.

Con lo mostrado en su pelea del sábado, el “canelo” es considerado por muchos como el mejor boxeador del momento, y es que ni 13 meses de inactividad pueden con el buen momento y el ritmo que muestra sobre el cuadrilátero.

La pelea se definió en las tarjetas, Smith aguantó los embates de Saúl que desde un inicio impuso su estilo, Smith nunca pudo aprovechar la ventaja de su estatura y se vio acorralado en los 12 rounds.

Pese a que sabemos del poderío ofensivo que Saúl Álvarez tiene, es importante señalar su lado defensivo. El mexicano dejó bien puesto el guante derecho sobre su mentón, protegiendo ese lado y anulando el golpe más poderoso de Smith (gancho de izquierda).

Las claves de la victoria del “canelo”

  • La lentitud de Smith: Callum Smith se vio lento desde el inicio de la pelea, sobre todo a la hora de conectar los golpes, golpes sin explosividad y nada certeros.
  • La distancia del “canelo”: Se notó el trabajo en estudiar a su rival por parte de Saúl y su equipo, en ningún momento de la pelea Smith pudo imponer su jab y contrario a lo que se pensaba, Álvarez conectó más jabs y se acercó al británico para lastimar su cuerpo.
  • Movilidad de Saúl: “Canelo” se mostró muy superior en velocidad y movilidad en el ring, le cerró muy bien los espacios y no dejó que Smith encontrara las salidas, Callum se vio acorralado la mayor pare del tiempo.

Los jueces le dieron la victoria por decisión unánime (119-109, 119-109 y 117-111), pero resultó un mero trámite, porque desde el cuarto round dominó ampliamente. El clímax llegó entre el octavo y décimo. A Callum sólo lo matuvo de pie el orgullo.

Todo mundo esperaba el nocaut por parte del tapatío, sin embargo no se le puede cuestionar su gran victoria e indiscutiblemente es el mejor libra por libra del momento.

 

 

Publicidad