¡Ya no habrá tolerancia por grito homofóbico!

188

Los organizadores de los siguientes compromisos del Tri apretarán las medidas en caso de que los aficionados reincidan en su mal comportamiento

En Estados Unidos habrá tolerancia cero para el grito homofóbico, castigado por FIFA, en los partidos que la Selección Mexicana disputará ante Panamá y Nigeria, el 30 de junio y el tres de julio. Los organizadores están dispuestos a parar los juegos en caso de que se escuche la expresión discriminatoria y no habrá reembolso.

En el juego entre México y Panamá, se planea que el árbitro detenga el juego al primer grito homofóbico que se perciba desde la grada. En el segundo, de inmediato mandará a los jugadores a los vestidores y al tercer grito suspenderá el partido. En el juego en Atlanta, contra Honduras, se iba aplicar la misma medida, pero el público se comportó y no fue necesario activar el protocolo.

La cero tolerancia se aplicará y los aficionados están enterados de las medidas, por lo que tendrán que abandonar el recinto en caso de que el partido sea cancelado por no respetar las reglas de convivencia, sin reembolso.

La Federación Mexicana de Futbol, con ayuda de la Concacaf, ha intentado con diversas campañas erradicar el grito homofóbico que es perseguido por la FIFA, pero no ha podido hacer posible que se deje de escuchar en los inmuebles en los que juega la Selección Mexicana.

La más reciente sanción contra México implica dos partidos a puerta cerrada, de local, y una multa de casi 1.5 millones de pesos, además que todavía hay otra investigación pendiente en contra, por los gritos que se escucharon en el amistoso contra Islandia, previo a la Nations League.

La FIFA y la propia Federación Mexicana de Futbol han avisado que el continuar con el grito puede evitar que la Selección Mexicana vaya al Mundial de Qatar 2022, ya que dentro de las sanciones también se considera el restar puntos o descalificación de una competencia, en caso de la conducta sea reiterativa.

En la última ocasión, Yon de Luisa pidió a los aficionados dejar de hacer el grito homofóbico en los partidos del Tricolor y el juego en Atlanta fue uno de los ejemplos, debido a que la afición respetó.

Publicidad