San Pedro Cholula, cuna feminicida

95

Por. Itandehui Rodríguez / @Itandehui_RoMa

El Ayuntamiento de San Pedro Cholula no se distingue solo por ser ícono del nepotismo en el estado donde, quién ocupa la titularidad de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos Generales, Carlos Carpinteyro Otaolaurruchi, es sobrino de José  Luis Carpinteyro, titular de SOSAPACH. Ahora, lamentablemente y pese a ser gobernador por una mujer, se distingue porque desde el día de la toma de protesta de la alcaldesa, Paola Angón, hasta el día de ayer, ha habido dos feminicidios solo en ese municipio. ¡Dos feminicidios desde el 15 de octubre! ¡dos feminicidios en 42 días! ¡Un feminicidio cada tres semanas!

De acuerdo con el Observatorio de Violencia Social y de Género, en Puebla hay un feminicidio cada 4.6 días, o por lo menos ese era el promedio hasta agosto, pero tal parece que, en este municipio conurbado, están empeñados en incrementar esos números y distinguirse como el municipio más peligros para ser mujer en este estado.

En el mes de julio nos ubicábamos en el 7° sitio en feminicidios, para agosto subimos al 6°, en breve subiremos al 5° gracias a San Pedro Cholula.

Hoy es día naranja, hoy es 25 de noviembre, ¿qué va a decir el gobierno de Paola Angón luego de que ayer encontraron muerta a una joven de aproximadamente 15 años envuelta en una sábana? ¿Qué declaración va a dar, seguramente portando un moño naranja o vestida de ese color? ¿Va a iluminar así el palacio municipal? Ojalá recuerde no solo a la joven que encontraron ayer, sino también que el 3 de octubre encontraron muerta a Josefina en San Matías Cocoyotla. En algo estamos de acuerdo, ella no las mató, pero siendo mujer, siendo solidaria con las circunstancias y siendo sorora, desde el día 1 debió arrancar con algún programa que, a mediano plazo, logre hacer más sensibles a los hombres respecto de la importancia del respeto a las mujeres.

En San Pedro Cholula estiman que 6 de cada 10 mujeres habitantes de este municipio sufren algún tipo de violencia, además la violencia física, psicológica y verbal se hace impera en juntas auxiliares como San Gregorio Zacapechpan, San Francisco Coapan y Santa María Acuexcomac; por otro lado, las mujeres más vulnerables son las que se encuentran entre los 15 y los 50 años.

No basta con usar moños naranjas, no basta con vestirse de naranja, hay que actuar, hay que trabajar en políticas públicas que permitan que las cosas cambien a mediano plazo, hay que trabajar en la prevención, hay que trabajar en la concienciación de la población en materia de derechos de las mujeres y el respeto que merecemos, hay que incrementar el presupuesto en estos rubros para poder dar talleres, capacitaciones, hacer campañas, mejorar a las policías, pero además de esto lo que se requiere es mucha, mucha voluntad política.

¿De qué sirve que la alcaldesa se vista de naranja y hable de la vida de las mujeres libres de violencia cuándo han asesinado a una mujer al mes por razón de género en el municipio que ella gobierna? Y no estamos hablando de violencia física y sexual, solo de feminicidios.

Si sigue como va, pronto denominaremos formalmente a San Pedro Cholula, cuna feminicida.

No basta con promesas, no basta con discursos, no basta con buenas intenciones, cuándo los feminicidios queden erradicados, entonces bastará.

Publicidad